Has decidido que quieres reinventarte y trabajar como asistente virtual. Y ahora es muy probable que estés aquí, leyendo estas líneas, porque tienes muchísimas dudas y miedos, así que te diré algo que dijo Marie Curie:

nada en la vida debe ser temido, solamente comprendido. Ahora es el momento de comprender más, para temer menos”

¿Qué necesitas saber para trabajar como asistente virtual? 

En primer lugar, has de tener claro qué es y qué hace un asistente virtual y decidir de manera consciente invertir tiempo, esfuerzo y dedicación en este camino. Te aseguro que es posible lograrlo y que muchas ya lo hemos hecho, pero no voy a decirte que es un camino de rosas. Ni que será fácil y rápido porque nada bueno en la vida lo es. Reinventarse requiere que empieces a labrar un camino, de subidas y bajadas si, pero en el que persistiendo, acabarás consiguiendo.

¿Y qué vas a conseguir? Pues verás… aquí el límite solo lo pondrás tu, porque te aseguro que oportunidades hay muchísimas (y créeme, no te las acabas). Y es que, una vez te adentras en el emprendimiento digital y descubres todo lo que puede ofrecerte, empezarán a abrirse puertas ante ti. Y tienes que estar dispuesta a abrir o cerrarlas, según lo que te dicte tu corazón y lo que realmente quieras para ti.

Quizás al inicio de tu camino creas que quieres dedicarte a trabajar como asistente virtual, o veas muy claro que quieres especializarte en un área en particular. Pero lo cierto es que este camino no es meramente profesional sino que tu evolucionarás con él, por lo que quizás tus preferencias iniciales puedan ir cambiando. Y esto no es algo negativo. Así que recuerda estas dos premisas:

  • El saber no ocupa lugar
  • Sustituye la palabra error por aprendizaje

De hecho, esta es la única forma de que hagas las cosas bien y logres realmente lo que quieres. Si no recorres este camino también internamente estarás poniendo un parche más que con el tiempo acabará dejándote igual que cuando comenzaste.

Formarte en asistencia virtual

Encontrarás multitud de ofertas en internet para formarte como asistente virtual y no nos engañemos, se trata de una decisión e inversión importantes que no deberías de tomarte a la ligera. Y ahora viene la pregunta del millón: ¿Cómo elegir correctamente?

Veamos: obtener una base sólida de contenidos prácticos se puede hacer con cualquier curso. Pero si hablamos del camino personal que debe acompañarlos, ahí la cosa cambia. No todos los cursos ni métodos valen, y hay formaciones y enfoques de todo tipo (aquí te cuento mis recomendaciones). En mi opinión, debes encontrar el curso que mejor se adapte a ti pero haciendo esta reflexión previamente: ¿qué te ha traído hasta aquí?

Sea cual sea tu respuesta, detengámonos un momento más para entender que si queremos un cambio, no podemos seguir haciendo lo mismo que hasta ahora. Debemos cambiar. Tu debes cambiar si quieres obtener resultados diferentes, sorprendentes y gratificantes. Debes conocerte desde dentro para proyectar hacia fuera lo que quieres y actuar en consecuencia.


Llevo 10 años trabajando en la misma empresa. Tengo, como me dice mi madre, la vida solucionada. No puedo quejarme, ¿verdad?—pensó Laura, mientras limpiaba las manchas del rímel corrido de su mejilla. No era feliz y ya no podía seguir ocultándolo. Acababa de salir de la consulta de su fisioterapeuta (al que últimamente veía «demasiado» ya que su espalda no aguantaba tanto estrés) donde habían estado hablando de qué era lo que realmente le haría feliz y se dio cuenta de que nada de lo que actualmente tenía iba por ese camino. Necesitaba un cambio radical y lo necesitaba ya. Así que decidió emprender un nuevo viaje donde poder reflexionar y entenderse mejor a si misma. Lo que no sabía era que ese viaje le iba a desvelar el secreto de la plenitud y, desde entonces, la encaminaría a cambiar de vida.


El autoconocimiento ha de ser un pilar fundamental en tu formación como asistente virtual. Y este aspecto, para mi personalmente, fue el que más me ayudó a impulsar el cambio y llegar a lograrlo. Siempre digo que estoy enormemente agradecida a mi escuela, no solo por ayudarme a conseguir un nuevo trabajo sino por abrirme los ojos.

Dónde encontrar trabajo y clientes como asistente virtual

Para entender este apartado vayamos primero a ponernos en la piel de una emprendedora que busca delegar por primera vez algunas tareas dentro de su negocio digital. Nunca antes ha delegado y no sabe ni por dónde empezar, así que tiene varias opciones:

  • Preguntar a compañeros emprendedores que ya estén delegando o puedan guiarla a través de un directorio
  • Realizar consultas en Google como «ofertas de asistentes virtuales» o similares y ver qué encuentra
  • Apoyarse en su comunidad (lista de suscriptores o también conocidos como leads) para realizar la búsqueda

En el marketing digital todo consiste en ponerse en la piel de tu cliente. Así que, teniendo en cuenta el planteamiento inicial, una asistente virtual tendría varias posibilidades de mostrar su oferta a dicha emprendedora. Vamos a verlas con detalle y te comento mi experiencia personal con cada una de ellas.

Plataformas digitales para freelancers

Aprovechar la ventaja que brinda internet de mostrarse ante todo el mundo es aún más fácil si te publicitas a través de una plataforma online para freelancers. Estas webs te permiten ver demandas de trabajo de cualquier parte del mundo. Se trata de Fiverr, Workana, Upwork o Freelancer, entre otras. Si decides buscar empleo en ellas hay algunos aspectos que debes tener en cuenta:

  • La mayoría funcionan en inglés por lo que es un plus si lo manejas
  • Dependiendo de la plataforma que escojas tendrás más o menos opciones con su versión gratuita
  • Es preferible estudiar un poco el mercado en cada una antes de elegir: así concentrarás tus esfuerzos en las más adecuadas para ti

Yo personalmente he logrado algunos trabajos a través de estas plataformas pero no confiaría en ellas el 100% de mi búsqueda.

Qué considero positivo
+ Accedes al mercado internacional
+ Podrás hacer networking y crear equipo con otros profesionales
Qué considero negativo
– Hay mucha competencia (salvo si tienes un perfil especializado)
– Pagas comisiones por cada contrato
– Debes invertir tiempo en buscar ofertas

Sigue a quien te inspire y, por qué no, anímate con la autocandidatura

¿La auto-qué? Verás… Muchos emprendedores eligen buscar a su asistente virtual apoyándose en su comunidad de suscriptores. ¿Y cómo lo hacen? Normalmente suelen crear una página en su web, con la oferta y toda la información, la cual comparten a través de su newsletter (muchas veces animan a compartirla con otras personas no suscritas para aumentar la visibilidad de la oferta).

Esto denota que confían mucho en las personas que les siguen y, en realidad, tiene mucha lógica. Los suscriptores entienden al emprendedor y lo quieren cuidar, por eso le siguen. En caso contrario, no serían seguidores. Y este aspecto es algo muy aprovechable a la hora de plantearte buscar clientes de forma activa:

  1. Sigue a los emprendedores que te inspiren y que te enamoren sus contenidos y formas de trabajar
  2. Aprende cómo se mueven en sus redes sociales y qué van contando en sus correos electrónicos
  3. Interactúa con ellos y hazte notar
  4. Detecta si hay algún punto mejorable o delegable en su negocio y anímate a presentar una autocandidatura: envíale un email explicándole que has detectado X o Y y que tu podrías ser la solución 🙂
  5. Aunque no surta efecto, no desistas. Al ritmo que avanza todo hoy en día es muy probable que, más pronto que tarde, alguno de ellos necesite delegar

Bolsa de empleo de asistentes virtuales

Sin duda una opción muy recomendable. De hecho, yo conseguí a mis principales clientes a través del directorio de la escuela de asistentes virtuales donde me formé. Recuerdo que, cuando entré en la formación (hace más de 3 años), nos llegaban poquitas ofertas laborales cada mes. Pero, conforme iban pasando los meses y creciendo el mercado, iban llegando cada vez más… A día de hoy es un lugar donde encontrar buenas candidaturas y celebrar, junto a las compañeras, el nacimiento de nuevas colaboraciones.

Pero me gustaría destacar que en el caso del directorio de esta escuela existen algunas ventajas que no he logrado encontrar en otras:

  • Llegan ofertas de empleo exclusivas y seleccionadas para encajar con el perfil de las alumnas y la filosofía de la escuela
  • El proceso de las candidaturas se realiza de manera tranquila, sin prisas y totalmente alineado con las necesidades de cada alumna
  • Tienes opción de personalizar tu perfil y clasificarlo por varios criterios y categorías para optar a ofertas mucho más personalizadas

Recuerda que lo más importante no es encontrar trabajo porque sí. Has de encontrar ofertas que se ajusten a tu perfil y con las que te sientas 100% cómoda, tanto en el trabajo a desempeñar como con las condiciones ofertadas. Por este motivo, además de contar con el directorio, en los contenidos de la escuela hay un módulo exclusivamente sobre la búsqueda de clientes.

Si te apetece, puedes echarle un vistazo a mi reseña completa sobre este curso y escuela entrando aquí.

Desarrollar tu marca personal

Si queremos publicitarnos como asistentes virtuales, una buenísima forma de hacerlo es definiendo nuestra marca personal y potenciándola en internet, ya sea a través de redes sociales, una página web o combinando ambas. ¿Qué significa la marca personal? Al igual que una empresa crea una marca, tú puedes desarrollar tu propia marca personal. Una marca que refleja tus valores, tu forma de ser, tu atención al cliente, tu trabajo o especialización, etc. Una marca que, en definitiva, es todo aquello que te define y diferencia de los demás, haciendo que sea lo que tus clientes perciban de ti.

Lo más importante a la hora de plantearnos definir y potenciar una marca personal es tener claro cómo enfocarla y asegurarnos de estar al 100% alineadas con ella. Un aspecto que nadie puede hacer por nosotras y que requerirá de trabajo a través del autoconocimiento. Al igual que comentaba en el punto anterior, lo más importante es atraer y trabajar con clientes con los que quieras trabajar, por lo que no todo vale.

Hoy en día es relativamente fácil y asequible crear una página web y no es necesario contar con muchos conocimientos informáticos para hacerlo. También tienes la opción de invertir en un profesional para que cree la web por ti, todo dependerá de lo que estés dispuesta a invertir. En cuanto a las redes sociales, ¿Quién no está familiarizado hoy en día con ellas? Pero recuerda que hay un aspecto mucho más importante que el técnico, grábate a fuego que:

No habrá desarrollo profesional exitoso si no va de la mano del desarrollo personal

Aspectos técnicos y legales a tener en cuenta trabajando como asistente virtual

Gran parte de las dudas más frecuentes a la hora de plantearse un emprendimiento suelen ser las relativas a los aspectos técnicos (qué materiales voy a necesitar) así como las relacionadas con fiscalidad y legalidad. Voy a intentar hacerte un resumen breve de los puntos más importantes que debes tener en cuenta.

Aspectos técnicos

Para trabajar como asistente virtual sólo necesitarás contar con un ordenador (portátil o sobremesa) y una buena conexión a internet. La mayoría de programas que se emplean son online por lo que no necesitarás contar con un software especializado, al menos no al comenzar. Si te especializas más adelante es posible que si necesites programas más específicos como: programas de diseño avanzado, edición de vídeo o foto o equipamiento satélite al ordenador, entre otros.

Aspectos legales

¿Tendré que hacerme autónoma? es otro clásico… Y mi respuesta es que si, ¡obviamente! Quizás cuando estés empezando y no tengas un nivel de ingresos muy elevado no sea necesario (existen varias alternativas en este caso) pero, en cuanto tengas un cierto nivel de ingresos, será necesario que te des de alta. Y te aseguro que llegará más pronto de lo que imaginas (y eso son buenas noticias, no lo olvides).

No debes temer al emprendimiento por los trámites legales que pueda conllevar. Espera, déjame que reformule esto. Si eliges delegar en un gestor los trámites legales no debes temer nada. En caso contrario, te recomiendo que te formes bien en temas de fiscalidad. Ya sabes que la burocracia suele ser complicada de entender y es importante tenerlo todo bien atado para evitar posibles sustos.

En mi caso fue uno de los aspectos que más me atormentaron cuando decidí emprender. Es normal que asuste pero lo cierto es que hoy en día es igual de «inseguro» trabajar por cuenta ajena o emprender. Si has decidido trabajar como asistente virtual ten en cuenta lo siguiente: la seguridad no te la da un papel firmado ni una nómina, la seguridad te la da el buen hacer y la resiliencia laboral.


Como ves, trabajar como asistente virtual puede estar a tu alcance. Recuerda que lo más importante es tener una buena actitud, ser perseverante y paciente hasta lograrlo porque te aseguro que hoy en día el trabajo no falta… sólo hay que saber dónde buscar 😉 ¿Conocías esta profesión y métodos para buscar trabajo como asistente virtual? Puedes dejarme un comentario, ¡me encantará leerte!

¿Te ha gustado? Aquí puedes puntuarlo
(Votos: 5 Promedio: 5)

Si te apetece, aquí puedes consultar otros artículos de mi blog

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Compartir
Compartir
Twittear
Pin
Compartir