No somos tan distint@s,
por eso
mismo busco
ayudarte

Si estás aquí es porque sabes que necesitas un cambio en tu vida pero no te atreves a dar el paso. O quizás seas de las personas que lo tiene claro pero no sabes hacia dónde tirar. Aunque puede que no seas ninguno de estos casos y simplemente te pique la curiosidad.

Sea cual sea el caso, te aseguro que no estás tu sol@. Y para que lo entiendas mejor, déjame revelarte una breve autobiografía…

Me llamo Shirly y soy un alma alegre, solidaria, creativa, intuitiva, inconformista y, sobre todo, libre. Pero esta versión de mi misma solo la descubrí hace unos años cuando dejé de vivir la vida «que me tocaba» y construí la que realmente me pertenece.

Dediqué casi un tercio de mi vida a una profesión que no me llenaba y con la que muchos días llegaba desencantada (a veces incluso con lágrimas) a casa. Todo ello lo vivía en piloto automático y bajo la esperanza errante de que algo mejor «ya llegaría».

Mientras tanto, mi cuerpo y alma se iban resintiendo. El estrés empezaba a hacer mella en mi espalda y acabé siendo clienta VIP en la consulta de mi osteópata. El insomnio frecuentaba mis noches, y mira que me gusta dormir acurrucada pero en este caso no era un compañero deseado. En fin… vivía con una venda bien opaca en los ojos que no me permitía ver todo lo que me estaba perdiendo.

Pero cada aviso de mi cuerpo, cada lágrima, cada día que sentía desvanecerse ante mi y cada experiencia u oportunidad que perdía (por miedo o falta de confianza en mi) iban, poco a poco, despertando a la inconformista «bella durmiente» que yacía dentro de mi.

Hicieron falta un diario de viaje y unos días alejada de todo para darme cuenta de que necesitaba un gran cambio. Un cambio de vida radical. Y ahí comenzó mi aventura, la cual me ha llevado hasta estas palabras que lees.

Descubrir el marketing digital y la asistencia virtual supusieron el comienzo de todo un camino que, aun con sus subidas y bajadas, volvería a repetir sin dudarlo. He pasado de no creerme que algo así sería posible a vivirlo en primera persona e incluso llegar a ser un caso destacado dentro de la escuela en la que me formé. 

Además, acompañar la reinvención profesional de la personal me ayudó a descubrir el autoconocimiento y poco a poco he ido perfilando todo un estilo de vida acorde a mis valores personales. Puedo decir alto y claro que hoy tengo la vida que siempre he querido tener (aunque antes las vendas no me dejaban verlo).

Ahora, tras años de aprendizaje y crecimiento constantes, son muchas las personas que me preguntan cómo he alcanzado esta nueva vida, tanto a nivel profesional como personal, y… ahí se encendió mi bombilla. 

Verás… La palabra «ayudar» prácticamente ha dirigido mi vida y la frase célebre que me representa es:

«El sabio no atesora. Cuanto más ayuda a los demás, más se beneficia. Cuanto más da a los demás, más obtiene para él» 

Lao-Tse

Así que Vida FreeLance nace con la intención de ser el lugar donde:

Despejar la niebla en el camino y resolver las dudas para poder emprender el camino hacia una reinvención profesional

Encontrar ayuda y atención personalizada de la mano y corazón de una persona que ha pasado por el mismo proceso y lo ha logrado

Descubrir la asistencia virtual de forma clara, realista y sin promesas imposibles

Reforzar valores y hábitos imprescindibles para lograr reinventarse con equilibrio

Conocer cómo vivir de forma sostenible y minimalista

Aprender que la felicidad es un estado pasajero y que lo verdaderamente importante es encontrar la paz

Siéntete libre de navegar por todos y cada uno de los rincones de esta humilde web. 

Espero que con todo lo que encuentres te sientas como en casa y disfrutes descubriendo un camino que quién sabe… 

quizás más pronto que tarde comiences a recorrer tú.

Por último, dejo por aquí algunas curiosidades sobre mi…

Soy de esas personas que tienen las emociones a flor de piel. Fundida en un largo abrazo con un ser querido o escuchando una canción que para mi sea profunda, no es raro que suelte alguna lagrimilla. 

Soy una fiel defensora de todo lo vivo. Actualmente convivo con mis 2 gatos y perro (advierto que, conociéndome, este listado irá ampliándose) y soy activista en una ONG protectora y defensora de los primates y sus hábitats.

Cada día busco nuevas formas de lograr tener un hogar autogestionado, sostenible y libre de residuos, así que lo «hecho en casa y libre de plásticos» es normativo.

Me encanta el olor del pan recién hecho, soy una adicta a las infusiones de todo tipo y si hay algo que me saque de mis casillas es la falta de respeto.